Invitado:

Harry Olarte

Director gráfico
@yoshiolarte

Revive con nosotros en un nuevo capítulo de DÍAS DE AGENCIA, EL PODCAST DE LA AGENCIA TROMPO, un momento que marcó de por vida a Harry, nuestro coordinador gráfico, quien después de tremenda anécdota se volvió el doble de cuidadoso.

Disfruta la transcripción de este episodio y no olvides leer el Q&A que hizo Gaby luego de escuchar esta historia.


¡Qué disfrutes este episodio!




¿Oye, quieres escuchar un secreto?

Sabemos que sí, porque en Trompo estamos seguros de que las historias de esos pequeños errorcitos… No, no, no. De esas embarradotas, que te pueden pasar a ti, a mí o a cualquiera mientras estamos en el corre corre del mundo publicitario, son la mejor forma de aprender a superar esos retos a los que nos enfrentamos en nuestros DÍAS DE AGENCIA, el podcast de la agencia Trompo.

Narrador: ¿Qué tan cuidadosos somos a la hora de enviar un correo electrónico? Nuestro coordinador gráfico Harry nos cuenta la importancia de ser precavidos a la hora de contestarle a cualquier cliente, pues no sabemos qué “detallitos” puedan estar inmersos en el cuerpo del email.

Harry Olarte: Hace unos 15 años, desde hace mucho tiempo, yo trabajaba en otra agencia, en la cual manejábamos clientes de electrodomésticos. En este caso, es uno de Japón (para dejarle la referencia ahí japonesito con una espadita). Nuestras compañas más grandes eran madres, fin de año y navidad. Entonces en esta época, estábamos trabajando con madres y pues regularmente nosotros el trabajo de madres lo hacíamos como con unos tres meses de anticipación. Como se sabe, cuando empiezan este tipo de campañas que son tan planeadas, pues obviamente es una cantidad de información y una cantidad de material que uno va a terminar mostrando diariamente.

Esto se lleva un sin número de correos donde está copiado hasta el gerente de la marca, pues obviamente pide cambios; está también el director de regional que pide cambios, osea, están todos los que están involucrados en el tema. Pero entonces ahí es cuando se vuelve tedioso un poco el tema porque son cambios de: no me gusta el color, cambiele el texto, súbale, bájele, cambie la foto, ese producto no va, ese producto si va.

Obviamente por todo ese tiempo que se está planeando y se está trabajando en la campaña, pues hay un sin número de cambios que uno a veces tiene que tener muy claro y es que los tiene que enviar con las solicitudes para que no tenga uno tanto retroceso, pero igual va a pasar.

Mi jefe en ese momento me dice como, por favor, tengan mucho cuidado con los cuerpos de los correos. No simplemente es como que adjunten la información, sino simplemente también que redacten de cierta manera los correos para que entiendan qué estamos enviando. Pero también tengan algo en cuenta y es que muchas veces van a pedir cosas que no tienen sentido y uno tiene que ser muy sutil para decir las cosas y no que lo lleguen a tomar a mal.

Y ahí nos cuenta un poco la historia y es que, él trabajaba en una época en una agencia que se llamaba xxx y ellos tenían una marca de tecnología y resulta que ellos estaban pidiendo un sinnúmero de cambios y cambios y cambios y cambios, hasta que un momento la ejecutiva reenvió un correo al gráfico con los cambios, el gráfico hizo los cambios y le escribió: Ahí están los h$%)[email protected]$# cambios que pidió el cliente.

Él lo que hizo fue reeviarlo, la ejecutiva no revisó el cambio, sino simplemente reenvió el correo que estaba y este correo le llegó al gerente de la marca.

Y el gerente automáticamente les dijo fue como: Me hacen un un favor y me echan a la ejecutiva y me echen al gráfico porque pues eso no puede ser así.

Y esto nos da la moraleja de que tenemos que tener mucho cuidado con lo que redactamos, tenemos que tener mucho cuidado con cómo contamos las cosas, cómo pedimos las cosas y que h$%)[email protected]$# se escribe con h.


Narrador: Si quieres conocer más de nuestros entrevistados, visita nuestro blog en trompo.co



¡Gracias por escuchar/leer y hasta la próxima!



Q&A DE GABY



¿Qué tan precavido te volviste luego de que tu jefe te contara esa anécdota?

Siendo muy sincero al principio fue un comentario más, pero hasta que me pasó algo similiar, no como de ese calibre, lo tomé enserio y siempre cuento esta anécdota como referente de aprendizaje.



¿Tomarías la misma decisión de echar a la ejecutiva y al gráfico? o ¿Qué hubieses hecho con ellos?

Sí hubiera tomado la misma decisión ya que como consecuencia, se me podría ir un cliente y no tendría cómo solventar el sueldo del resto de las personas que están en la cuenta.



¿Si tú hubieras cometido ese error, ¿Cómo lo habrías solucionado?

Es un tema súper difícil ya que esto nadie lo va tomar bien, nisiquiera como un juego y más cuando se han tenido problemas con ese cliente. Primero, pedir disculpas sobre el correo y segundo, enviar mi carta de renuncia por que con esa metida de pata no hay forma de arreglar.



¿Alguna vez te han llegado correos ofensivos como este?

No, menos mal desde que me pasó el chasco a mí me volví súper formal al enviar correos a los clientes.



¿Cómo asumir una buena actitud frente a estas situaciones de estrés?

El alcohol muchas veces es la solución a varios problemas, pero lo importante es aprender de nuestros errores y saber que la podemos c”$%) de muchas maneras. Lo bueno sería tomarlo con una sonrisa y saber que la embarramos.



LOGO_TROMPO_SVG